Skip to Content

Thursday, October 1st, 2020
A dos años del ERMLTT

A dos años del ERMLTT

Be First!
by septiembre 10, 2020 Noticias

La Matanza ha sido escenario del 21° Encuentro Regional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans, el 8 de septiembre del 2018. Luego de meses de organización, discusión, acuerdos y desacuerdos, el centro de San Justo se vistió de verde y violeta para dar paso a un día que fue maravilloso, que recordamos con alegría y nos reúne a seguir luchando.

Hoy, en el marco del contexto de ASPO, con récord de contagios de Covid 19, que parece ser el “pico”, nos encontramos aislades o con cuidados preventivos que no nos permiten abrazarnos en las calles. Nuestros encuentros se ven limitados, pero sabemos que la violencia heteropatriarcal machista binaria y odiante no cesa, la violencia perpetrada por hombres, varones cis, es conviviente y cotidiana de muchas mujeres, niñas, travestis y trans. Las situaciones de violencia machista siguen siendo una problemática que nos oprime, nos mata y duele en la cuerpa, cuando nos pasa a nosotras, cuando le pasa a otra compañera, niña, mujer, trans.

Desde el abrazo virtual y con la convicción intacta, queremos recordar ese 8 de septiembre de 2018, ya que ha configurado nuestras organizaciones y nos ha dejado muchos aprendizajes, entre tantas otras cosas.

Hay veces que no sabemos que escribir, porque el sentir es más fuerte, porque el tiempo nos detiene, porque no todo es “escribible”. Pero si se puede transmitir, si se puede detener el tiempo, disfrutar el recuerdo, disfrutarnos en el encuentro, en el abrazo. Ese abrazo otras veces es de dolor, dolor por la que no está, dolor por las invisibilizadas, dolor por las violencias, dolor que nos une en lucha y aprendizajes.

El tiempo…

Esa construcción llamada tiempo se configura de diferentes maneras en cada une de nosotres. En este contexto de pandemia el tiempo se transformó, muy bien no definimos en qué, pero para todes el tiempo sufrió cambios. Quizá quienes cambiamos somos nosotres.

Este tiempo se reconfiguró en jornadas laborales extensas, en juegos con niñes, en lecturas olvidadas, en virtualidad excesiva, en nuevos emprendimientos, en mudanzas, en clases virtuales, pero también en mayor violencia machista, en crecientes desigualdades y vulneración de derechos.

“Ya vendrán tiempos mejores” dijo alguien; los seguimos esperando. Mientras tanto nos proyectamos hacia delante en la lucha contra el sistema patriarcal, tomando impulso del tiempo, del tiempo que otras y otres dispusieron para que hoy nosotras podamos seguir construyendo la resistencia a toda forma de violencia, discriminación y opresión. El tiempo es historia que nos re-construye individual y colectivamente, porque “El tiempo de la revolución feminista es ahora”.

 

Previous
Next

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*