Skip to Content

Tuesday, January 19th, 2021
Diana, la trava que fue a besarle los pies a la Pachamama

Diana, la trava que fue a besarle los pies a la Pachamama

Be First!
by mayo 30, 2018 Noticias

Hoy 12 de marzo, a casi 3 años del asesinato de Amancay Diana Sacayan, se dio inicio al jucio por el que se juzga  a uno de los dos varones que le robaron la vida en su departamente de Once.  Fue un crimen de odio, normalizador y puritano que a cotidiano se ejerce sobre las poblaciones que rompen con la hegemonía de las identidades cis y heterosexuales.  Diana fue, y es, sin lugar a duda una referenta y lidereza que parió la tierra en un intento de visibilizar realidades, de asumir las luchas dignas por una vida mejor y con la capacidad de tejer empatía y fuego que quema en el fragor del deseo por derechos, arrebatados e invisiblizados.

Impulsora de la Ley Nacional de Identidad de Género y la Ley de Cupo Laboral Trans Travesti que hoy lleva su nombre, y que aún no es reglamentada por el ejecutivo de la provincia de Buenos Aires por una decisión política de la Gobernadora María Eugenia Vidal,; representante del colectivo LGBTIQ en la Argentina para el mundo. Eso fue y es Diana.  Y del Conurbano. Nacida en Tucumán fue arropada por La Matanza profunda, popular y resistente.

Es la primera vez que se discute en la Justicia la figura de Travesticidio, crimen de odio por la identidad Travesti Trans que se lleva la vida de cientos de compañeras todos los años por el odio machista y la desidia del Estado para asegurar el pleno ejercicio de sus derechos en materia de educación, salud, trabajo, vivienda, entre otros.  Las familias suelen desvincularse en la temprana edad, y esas niñas travestis son arrojas a un sin fin de calamidades por ser quienes son, por levantare insolentes al Cis Binarismo del hombre/mujer, para renacer travestis, transexuales, en una lucha constante por la defensa de sus cuerpos y la negativa a convertir sus cuerpos en territorios de conquista.

Las travestis tienen una expectativa de vida de 35 años, responsabilidad del Estado que viola sistemáticamente sus derechos y de una sociedad indiferente que ignora el destino de muerte que se intenta imponer sobre sus vidas, sobre sus identidad, sobre sus cuerpos travestis.

A Diana la recordamos en su lucha, con sus compañeras travestis, trans, marikas y lesbianas, lxs pobrxs del conurbano. Los burócratas pasillos de la política y la justicia vieron desfilar travestis armadas con experiencias y purpurina, porque la mayor venganza siempre ha sido ser feliz , ser la voz de lxs que no se oyen y construir la justicia, esa que se nos intentó negar pero que con lucha y organización conquistamos a diario.

Así la recordamos, con la alegría de luchar como fiesta de carnaval, con la bandera irreverente de quienes, anormales, raros y pobres, nunca nos cansamos de ser orgullosamente como somos. Así te recordamos Diana: Trava, Sudaka y Originaria, como esa Pacha que hoy te abraza.

«Cuando yo me vaya no quiero farsantes en mi despedida; quiero a mis travas queridas, a mi barrio lumpen a mis herman*s de la calle, de la vida y de la lucha. Cuando yo me vaya sé que en algunas cuantas conciencias habré dejado la humilde enseñanza de la resistencia trava, sudaca, originaria.»

Previous
Next

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*